La sidra en el mundo

La sidra en el mundoLa sidra es una bebida de gran tradición e historia en nuestra tierra, pero no es el único lugar donde se produce y consume. Además del norte de la península Ibérica; Francia, Bélgica, Alemania, Gran Bretaña e Irlanda, entre otros, también la producen. Y cada lugar tiene sus tradiciones: diferentes procesos de elaboración, diferente sabor y diferente forma de consumirla.

 

Asturias y Euskadi acaparan la mayor parte de la producción de la sidra en el Estado, aunque también podemos encontrarla en Navarra, Cantabria, Galicia y León. No obstante, Francia, Inglaterra e Irlanda son los grandes productores mundiales de sidra.

En Euskadi consumimos la sidra escanciada directamente de la kupela en las sidrerías, nuestro popular txotx. En Asturias lo habitual es servir el culin directamente de la botella, en los pubs irlandeses y británicos se sirve de barril y en la Bretaña francesa se toma en unas pequeñas tazas denominadas boleé acompañando unos ricos creps.

La sidra elaborada en el norte de Europa es más dorada, con toques anaranjados o marrones; y más transparente que la nuestra. La sidra vasca presenta tonos amarillentos e inclusos verdosos, derivado de las distintas variedades de manzanas que se mezclan para lograr el mosto.

En Francia la producción se centra en un 90% en Normandía y Bretaña. El resto se elabora en el Loira, Saboya e Iparralde. La sidra es una bebida muy popular en este país. La historia cuenta que el cardenal francés Duperron, arzobispo de Sens, dejó escrito que “Francia es deudora a los vascos en el arte de preparar la sidra” y en el siglo XVIII un trabajo de agricultura afirmaba que “los manzanos de Francia son originarios de Bizkaia”. La sidra francesa es más dulce que la vasca.

En Canadá y en la misma Francia podemos degustar la sidra de hielo o cidra de glace, que se obtiene de la fermentación del zumo obtenido de las manzanas heladas. En Inglaterra se consume mucha sidra, en su versión dulce y achampanada. Entre las diferentes variedades producidas en este país destaca la de la región del Somerset, caracterizada por un color ámbar intenso, filtrada y limpia.

Alemania es otro de los países que mayor consumo de sidra presentan y también tienen su propia tradición sidrera. Para ello deberos ir a Frankfurt donde la denominada Apfelwein -vino de manzana- presenta un sabor seco y amargo. Algunos productores optan por mezclar con cerezas, peras, manzanas o uvas, para darle notas más dulces. En Estados Unidos la producción y el consumo de la sidra es aún minoritario, al contrario que en Canadá, donde destaca la elaboración en Ontario.

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando en este enlace

Aceptar