La sidra en el arte

La sidra ha pasado a ocupar un espacio fundamental en la vida social de diferentes lugares del mundo. Por supuesto, es una de las bebidas más consumidas en Euskal Herria, pero también es bien conocida la importancia de la sidra asturiana. Además, Francia o Gran Bretaña son, por ejemplos, otros de los territorios donde la sidra (con tipologías muy diferentes) tiene también gran presencia.

 

Y esto no es cosa reciente. La sidra acumula a sus espaldas años de historia y de protagonismo, y es por esto que también ha acabado por hacerse un hueco en representaciones artísticas de distinto estilo.

Quizá donde más podamos encontrarla sea en la pintura, durante siglos una de las artes figurativas por excelencia. Pero, más recientemente, también el cine le ha dado cabida.

Si comenzamos por la pintura, encontramos un primer ejemplo en el reconocido paisajista británico George Henry Durrie, que antes de fallecer en 1863 firmó dos pinturas sobre el proceso de elaboración de la sidra, siendo quizá la más célebre "Otoño en Nueva Inglaterra, la elaboración de la sidra". Esta obra, de pequeño tamaño, pertenece actualmente a la colección Carmen Thyssen- Bornemisza.

La sidra en el arte

Otro gran nombre de la Historia del Arte que puso sus ojos en la sidra fue nada menos que Sorolla, que, en 1910, durante un viaje a Zarautz, pintó "Bebedor de sidra", que actualmente se conserva en el Bellas Artes de Bilbao.

La sidra en el arte

Para terminar el apartado pictórico con un tercer ejemplo, tenemos una obra titulada  "Naturaleza muerta (manzanas de sidra)", del pintor y escultor parisino Jean Fautrier, adscrito a la corriente informalista. Este lienzo se encuentra actualmente en el Museo Reina Sofía.

La sidra en el arte

 

LA SIDRA EN EL CINE

Para terminar, es interesante comprobar que la sidra también ha tenido su espacio en el séptimo arte. Por supuesto, lo ha encontrado incluso en el título de una película multipremiada como Las normas de la casa de la sidra. Pero hay más películas en las que fijarse, como por ejemplo Dantza, de Telmo Esnal, película musical, bailada y conceptual, donde el proceso del nacimiento de la manzana en la tierra, fruto que luego dará lugar a la sidra, tiene especial significancia.

Pero la podemos encontrar incluso en producciones norteamericanas, como la película de animación de Wes Anderson Fantastic Mr Fox, basada en un relato del galés Road Dhal. En ella, uno de los animales protagonistas de la historia vive rodeado de cajas de 'cider' (como la llaman los británicos) y es especialmente aficionado a ella. ¡No es para menos!

Política de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información pulsando en este enlace

Aceptar